CELEBRACIÓNES LITURGICAS

«Nada se anteponga a la celebración de la sagrada Liturgia, la Obra de Dios»


(Regla de San Benito)

POR CRISTO, CON ÉL Y EN ÉL

Todo el culto cristiano se tributa a Dios por medio de Jesucristo, mediador entre Dios y los hombres. La liturgia es el «lugar» principal del encuentro con Dios por Cristo. La liturgia cristiana es siempre celebración de los misterios de Cristo, especialmente de su misterio pascual. En la santa liturgia, Cristo nos hace participes de su vida y de su salvación.

Horarios de culto

LABORABLES
Maitines
06:00
Laudes
07:30
Misa conventual
09:15
Tercia
10:00
[Sexta]
13:20
[Nona]
15:30
Vísperas
19:00
Completas
21:10
FESTIVOS
Maitines
06:00
Laudes
08:00
Tercia
09:30
Misa conventual
11:30
[Sexta]
13:45
[Nona]
15:30
Vísperas
19:00
Completas
21:10
Horarios de Culto
LABORALES
FESTIVOS
Maitines
06:00
06:00
Laudes
07:30
08:00
Misa conventual
09:15
11:30
Tercia
10:00
09:30
[Sexta]
13:20
13:45
[Nona]
15:30
15:30
Vísperas
19:00
19:00
Completas
21:10
21:10
Las celebraciones están abiertas a cuantas personas deseen participar en ellas (excepto Sexta y Nona).

1.- CRISTO ESTÁ PRESENTE

LA MISA CONVENTUAL
El Misterio pascual de Cristo ―su muerte y resurrección por nuestra salvación― se actualiza en cada Eucaristía. Cristo se hace verdadera y realmente presente en medio de nosotros: nos da a escuchar su Palabra, a comer su Cuerpo y a beber su Sangre, nos comunica su vida divina y realiza la unidad entre nosotros. La Eucaristía es un don del infinito amor de Dios. Sólo puede ser acogido desde la fe y con un inmenso agradecimiento.

La Eucaristía es la fuente y cumbre de toda vida cristiana y el corazón de una comunidad monástica. Por eso, todos los monjes celebran juntos cada día la Misa conventual.
EL OFICIO DIVINO O LITURGIA DE LAS HORAS
El Oficio es la oración de Cristo que se prolonga en la comunidad monástica. Nos introduce en el diálogo de Cristo con el Padre en el Espíritu, y de Cristo con su Esposa, la Iglesia. Un diálogo que resuena en cada salmo y en cada texto que integra el Oficio divino. Así, el Misterio pascual ―celebrado en la Eucaristía― se irradia a lo largo toda la jornada, santificando y transfigurando el día y la noche.

Las Vigilias se rezan antes del amanecer: tienen carácter de Oficio nocturno, pausado y meditativo. Los Laudes se cantan al alba. Nos invitan a alabar a Dios y a santificar la jornada. Las Horas de Tercia a media mañana, de Sexta al mediodía, y de Nona a media tarde acompañan los tiempos de trabajo. El canto de Vísperas se eleva como sacrificio vespertino en acción de gracias. Las Completas, de noche, clausuran la jornada y terminan con el canto de la Salve, poniendo a los fieles bajo el amparo de la Virgen María.

2.- LA LITURGIA, UNA OBRA DE ARTE

EN CANTO GREGORIANO
La santa liturgia debe celebrarse con puro y humilde corazón y con el mayor decoro y solemnidad posible. La belleza de la liturgia es expresión la grandeza, sabiduría y bondad de Dios, un asomarse del Cielo sobre la tierra. En nuestro monasterio de Leyre conservamos vivo el tradicional canto gregoriano, porque «es parte integrante de una liturgia solemne» (Vaticano II). En efecto, el gregoriano está lleno de inspiración artística y de unción religiosa. Heredero del canto de las primeras comunidades cristianas, el canto gregoriano se irá convirtiendo a partir del siglo VIII en la expresión musical de la fe cristiana en Occidente y el más logrado comentario musical a la Palabra de Dios. Dado su interés cultural, también ha sido declarado patrimonio de la humanidad.
HISTORIA DEL CANTO GREGORIANO
CON LA SONORIDAD DEL ÓRGANO
En las celebraciones cristianas, la música instrumental ha ocupado siempre un puesto relevante. Especialmente el órgano tubular, que es tenido «en la mayor estima» (Vaticano II). La grandiosidad y dulzura de su sonido aporta un esplendor notable a las celebraciones y contribuye a levantar poderosamente las almas de los fieles hacia Dios y hacia las realidades celestiales.

En nuestro monasterio el órgano interviene habitualmente en las celebraciones litúrgicas, sea acompañando el canto o como instrumento solista.
AUDICIONES DEL ÓRGANO (DOMINGOS Y FIESTAS)

11:20h Antes de la misa conventual, se ofrece una audición de órgano como obras tanto clásicas como modernas a modo de meditación musical.

11.30h Durante la Misa conventual en la entrada, el ofertorio y la salida, se interpretan obras de órgano sacro según el espíritu de los tiempos litúrgicos.
18.50h Antes de Vísperas, en los días indicados en la Agenda Anual, se ofrece una audición de órgano.
PETICIÓN DE ORACIONES
Si deseas que los monjes encomendemos alguna intención tuya especial, háznoslo saber. La Comunidad monástica la tendrá presente en su oración y la pondrá a los pies de nuestro Salvador, de la Virgen de Leyre y de los Santos que se veneran en nuestro monasterio. Confía tu camino al Señor y él actuará.
ESCRIBA SU INTENCIÓN

ENCARGO DE MISAS

Toda Misa tiene por intención principal la gloria del Padre por Cristo en el Espíritu. Desde antiguo, a esta intención principal se ha añadido alguna intención particular: el descanso eterno de un difunto, el bien de un ser querido o el propio, etc. Si lo desea, puede encargar que los monjes celebren la Misa por alguna intención particular. Puede utilizar este formulario o hacer una petición en la portería del monasterio. La Misa no tiene precio, pero habitualmente los fieles contribuyen con una aportación económica a modo de ofrenda. Esta aportación se llama “estipendio”. En la archidiócesis de Pamplona, el estipendio de una misa es 10 euros. También aceptamos encargos de novenas de Misas y de Misas gregorianas por los difuntos (durante 30 días seguidos).
ENCÁRGUENOS MISAS
LIMOSNAS Y DONACIONES
Si desea colaborar ayudando a los monjes en sus necesidades y contribuir en sus proyectos puede realizar un donativo o limosna a la comunidad de Leyre. Se lo agradecemos de corazón y les tenemos presentes en la oración, confiando en que Dios les pagará con creces su generosidad. Como varias veces cada día pedimos los monjes: “que el Señor recompense a todos nuestros benefactores por los dones terrenales, los celestiales, y por los dones temporales, los eternos”.
HAGA SU DONATIVO
  • PETICIÓN DE ORACIONES

    Si deseas que los monjes encomendemos alguna intención tuya especial, háznoslo saber. La Comunidad monástica la tendrá presente en su oración y la pondrá a los pies de nuestro Salvador, de la Virgen de Leyre y de los Santos que se veneran en nuestro monasterio. Confía tu camino al Señor y él actuará.
    ESCRIBA SU INTENCIÓN
  • ENCARGO DE MISAS

    Toda Misa tiene por intención principal la gloria del Padre por Cristo en el Espíritu. Desde antiguo, a esta intención principal se ha añadido alguna intención particular: el descanso eterno de un difunto, el bien de un ser querido o el propio, etc. Si lo desea, puede encargar que los monjes celebren la Misa por alguna intención particular. Puede utilizar este formulario o hacer una petición en la portería del monasterio. La Misa no tiene precio, pero habitualmente los fieles contribuyen con una aportación económica a modo de ofrenda. Esta aportación se llama “estipendio”. En la archidiócesis de Pamplona, el estipendio de una misa es 10 euros. También aceptamos encargos de novenas de Misas y de Misas gregorianas por los difuntos (durante 30 días seguidos).
    ENCÁRGUENOS MISAS
  • LIMOSNAS Y DONACIONES

    Si desea colaborar ayudando a los monjes en sus necesidades y contribuir en sus proyectos puede realizar un donativo o limosna a la comunidad de Leyre. Se lo agradecemos de corazón y les tenemos presentes en la oración, confiando en que Dios les pagará con creces su generosidad. Como varias veces cada día pedimos los monjes: “que el Señor recompense a todos nuestros benefactores por los dones terrenales, los celestiales, y por los dones temporales, los eternos”.
    HAGA SU DONATIVO

FORMULARIO DE CONTACTO


MONASTERIO DE LEYRE

HOTEL "HOSPEDERÍA LEYRE"

HOSPEDERÍA MONÁSTICA

BAR-CAFETERÍA

VISITA TURÍSTICA